Testimonio de Elvira Fernández

IMG-20151230-WA0015

02 oct Testimonio de Elvira Fernández

Mi nombre es Elvira.

Voy a intentar explicar de la mejor manera mi testimonio porque, a veces y según en qué situaciones, no es nada facil. Porque enfrentarte a una enfermedad y a nuevos cambios radicales, tanto nivel fisico, como psicologico, social, etc, etc… No es nada fácil. Pero, bueno, lo voy a intentar.

Mi historia empieza estando de vacaciones. Empecé a tener dolor de espalda y bueno, el primer paso es pasar por el medico de cabecera e intentar solucionar esos dolores y contracturas: Te dan un tratamiento, pomadas, calor local y nada. Pasan los dias y el dolor va en aumento en vez de disminuir.

De nuevo al médico y entonces ya empiezan a hacer radiografias, tacs, pruebas y más pruebas. El resultado: no encuentran nada especifico y lo achacan al estrés, crisis de ansiedad y exceso de trabajo.

Llega el dia en que, con una crisis de vertigo, me dirijo a urgencias y me hacen más pruebas.

Al final se me deriva a un medico internista y le explico los sintomas que tengo: Dolores musculares, mareos, dolores de cabeza, dolor de espalda, insomnio, intolerancia a alimentos, bloqueos mentales… Y entonces se me complementa toda la explicación con un test de un montón de preguntas.

Y mientras, mis problemas persisten.

El dia que vuelvo a visitarme se me da un diagnostico: SFC (síndrome de fatiga cronica). Te explican en qué consiste la enfermedad y bueno, intentas ir asimilando todos los cambios.

Para ir resumiendo: Pasan tres años que se hacen eternos porque yo, cada vez, me encuentro peor y no me hacen nada más que pruebas.

Después de este recorrido se plantea mi medico, ya por ultimo, una prueba genética. Después de la incertidumbre de la espera de resultados llega el dia:

– Ya hemos descubierto tu diagnóstico: tienes FMF

Y te quedas … Y te preguntas: ¿Qué es y en qué consiste esta enfermedad?

Por una parte respiro y pienso: ¡Por fin sé lo que tengo! Pero entonces te entran todos los miedos a enfrentarte a algo nuevo, la no aceptación, el “a mí no me puede pasar”, etc, etc…  Sabías que estabas diagnosticada de SFC pero ahora venía otra enfermedad. Con las visitas sucesivas vas entendiendo más cosas pero, aún asi, tu mente va por un sitio y tu cuerpo por otro.

Entonces también empiezas a indagar por internet, quieres recibir informacion…

Empiezo con tratamiento pero desde hace muy poco y teniendo la esperanza de que mitigue mis sintomas tan achacosos. Sin embargo ¡Qué triste es no poder nunca hacer ningun plan!, sacrificar en muchos momentos a tu pareja, sentirte triste por todo ello, que el entorno ni te entienden y ese apoyo que necesitas no lo tienes pero que, a veces, lo llegas a entender por el desconocimiento.

Toca vivir con toda esta enfermedad teniendo la esperanza de que, como la medicina por suerte avanza, se vayan teniendo respuestas a la FMF y quien sabe, igual una posible cura…

Mientras tanto sigo con mi trabajo de ir aceptandote: FMF

Mónica Tortosa Fito
monica@fmfspain.com
Sin Commentarios

Publicar Un Comentario