Mi enfermedad crónica es “invisible” no “imaginaria”

Mi enfermedad crónica es “invisible” no “imaginaria”

Hemos leído este post y nos ha encantado porque, aunque se refiere al LUPUS, define la realidad de una enfermedad crónica como la nuestra. Os recomendamos su lectura.

Mi enfermedad crónica es “invisible” no “imaginaria”

Vivir con una enfermedad crónica supone, a su vez, hacer un viaje tan lento como solitario.
Más tarde, tras haber asumido la enfermedad, llega sin duda lo más complejo: encontrar la dignidad, la calidad de vida con el dolor como compañero de viaje.
Si a ello le añadimos la incomprensión social y la falta de sensibilidad, entenderemos por qué en ocasiones a la enfermedad primaria se le añade la depresión. Por otro lado, no olvidemos que una buena parte de los afectados por enfermedades crónicas son niños.
Muchas personas afectadas por una enfermedad crónica sienten, en ocasiones, la necesidad de llevar un cartel. Un rótulo con letras bien grandes en el que se explique lo que les ocurre, para que el resto lo entienda.
Para comprender mejor esta realidad te pondremos un ejemplo.

María tiene 20 años y va a la facultad en coche. Aparca en el espacio para minusválidos. Más tarde, coge una sombrilla para entrar en su aulario. Un buen día, ve su imagen compartida en redes sociales. La gente se burla de ella porque es excéntrica, por que pasea en sombrilla. Además, la insultan porque tiene “la gran cara” de aparcar en zona de minusválidos teniendo tan buen aspecto: dos piernas, dos brazos, dos ojos y un bonito rostro..Ahora bien, días después, María se ve obligada a hablar con sus compañeros de universidad: tiene lupus. El sol reactiva su enfermedad y además, lleva dos prótesis en las caderas. Su enfermedad no es visible al ojo, pero está ahí, cambiándole la vida.

sky-clouds-trees-moon

Leer completo en éste link

FMF España
info@fmfspain.com
No Comments

Post A Comment