“Eché de menos que me tocasen y me mirasen a la cara”

07 May “Eché de menos que me tocasen y me mirasen a la cara”

En el verano de 2016, el doctor José Luis Paulín (San Sebastián, 1961) recibió una herencia genética que ya presumía desde hacía tiempo. Un cáncer de próstata. La misma enfermedad que mató a su padre y a su abuelo.

 

De pronto, el médico se volvió enfermo. Y para poner orden a esa “ensalada de emociones” que le sobrevino, empezó a escribir. De allí nació El médico enfermo. El latido al otro lado del fonendo (Ediciones Atlantis). “Para que los médicos cambiemos algunas actitudes y que los pacientes nos conozcan más desde el punto de vista humano”, resume.

enlace al artículo

Amparo Aucejo
amparoaucejo@gmail.com
Sin Commentarios

Publicar Un Comentario