Cómo apoyar a los niños y transmitirles tranquilidad durante la crisis del Coronavirus.

Cómo apoyar a los niños y transmitirles tranquilidad durante la crisis del Coronavirus.


Los menores necesitan sentirse seguros a través de los adultos de referencia. En circunstancias normales conseguimos transmitirles dicha seguridad, pero ¿qué podemos hacer si ahora somos nosotros los que estamos intranquilos?

Los menores van a reaccionar según lo que observen a su alrededor. Cuanto más tranquilos estén los adultos, mayor tranquilidad van a poder transmitirles.

Comunicación

Los más pequeños entienden y comprenden mucho más de lo que pensamos. Hay que decirles la verdad, siempre adaptada a la edad que tenga.

Es importante que hagan preguntas sobre aquellos temas que les preocupan. Siempre debemos contestarles y si no lo sabemos comentarles que lo indagaremos.

Expresar los sentimientos

Hay que animarles a decir lo que sienten. Para que ellos lo hagan, nosotros debemos expresar los nuestros.

Una forma creativa es que dibujen los sentimientos. Mediante su imaginación podemos entender cómo se encuentran nuestros hijos en cada momento.

Actitud positiva 

Sabemos que no es fácil mantener la alegria en situaciones complicadas. Por eso, porque sabemos que hay momentos difíciles, también hay que saber identificar los otros. Los buenos momentos. Porque también se dan en situaciones así.

No los dejes pasar. Captúralos. Esos momentos cuando pase el tiempo los recordaremos con amor y cariño. Disfrutemos  del aquí y del ahora, y seamos un ejemplo de vida para los más pequeños de la casa.

Relajación

Técnicas de respiración profunda, meditación, relajación muscular o participación en actividades que le diviertan. Todo esto nos va ayudar a transmitir tranquilidad a nuestros peques.

Túmbaros juntos, respirar cogiendo el aire profundamente por la nariz y echarlo despacio por la boca. Tomad conciencia de la relajación muscular del cuerpo y sin dejar de respirar profundamente, imaginaros en un lugar que os guste ( playa, montaña…) y centrar el pensamiento en él añadiendo todo tipo de detalles que os gusten. Así oxigenamos, nos relajamos y visualizamos.

Y sobre todo trasmitirles la idea de que esta situación pasará y su vida continuará.

¡Y no olvidemos que la risa es la mejor medicina para los niños!

Impactos: 74

Nuria Vicens Ibáñez
nur.vicens@gmail.com
No Comments

Post A Comment