Immuno-Guard

03 nov Immuno-Guard

Se ha demostrado en estudios clínicos que Immuno-Guard tiene un efecto beneficioso ayudando a disminuir la severidad de los ataques inflamatorios en enfermos de FMF.

Sin embargo, estos estudios también demuestran que Immuno-Guard no ayuda a disminuir los marcadores de inflamación en la sangre, los cuales son elevados durante los ataques (la velocidad de sedimentación globular ESR, recuento de glóbulos blancos o leucocitos y la proteína C-reactiva).

Ver referencias adjuntas en inglés:

Nivel de óxido nítrico en Fiebre Mediterránea Familiar y sus modulaciones por Immunoguard

Título original: Plasma nitric oxide level in familial Mediterranean fever and its modulations by Immuno-Guard

Autores: A Panossianª,  , M Hambartsumyanª, L Panosyanª, H Abrahamyanª, G Mamikonyanª, E Gabrielyanª, G Amaryanb, V Astvatsatryanb, G Wikmanc

  • a Pharmaceuticals and Nutraceuticals Expertise Research Institute, Yerevan, Armenia
  • b Republican Children’s FMF Center, Yerevan State Medical University, Yerevan, Armenia
  • c Swedish Herbal Institute, Gothenburg, Sweden

Abstract

La Fiebre Mediterránea Familiar (FMF) es una enfermedad inflamatoria hereditaria recesiva, caracterizada por ataques recurrentes de fiebre y serositis. Teniendo en cuenta que el óxido nítrico (NO) es un importante mediador de la inflamación, la producción de NO (evaluado como la acumulación de nitrato y nitrito y medido por la electroforesis capilar) en el plasma sanguíneo de los pacientes de FMF durante los ataques agudos (activo) and periodos libres de ataques (inactivo) de la enfermedad, ha sido determinado y comparado con los niveles de NO encontrados en voluntarios sanos (grupo de control C). Treinta y seis pacientes de FMF fueron involucrados en un estudio de placebo controlado doble ciego (el grupo A recibió el medicamento, el grupo B el placebo) de los efectos de Immuno-Guard, una nueva preparación herbal que alivia la severidad y duración de los ataques de FMF en los niveles de NO en la sangre. Treinta y dos pacientes de FMF (grupo D) siendo permanentemente tratados con colchicina fueron, también, examinados con respecto a sus niveles sanguíneos de NO. No se encontraron diferencias significativas entre los niveles de NO en la sangre de los pacientes de FMF inactivos y aquellos del grupo de control C, o entre los pacientes inactivos del grupo D tratados con colchicina y los pacientes inactivos de los grupos A y B, un descubrimiento que es atípico para los síndromes inflamatorios crónicos. Los niveles de plasma fueron significativamente bajos en los pacientes activos de los grupos A y B comparados con los pacientes inactivos en aquellos grupos (p=0.031 y 0.036, respectivamente) y con los pacientes del grupo D y el grupo de control C (p=0.0235 y 0.0453, respectivamente). El decrecimiento de los niveles de NO en la sangre de los pacientes de FMF puede ser el detonante de la generación de fiebre mediante el inicio de la producción del pro-inflamatorio IL-6.  Los niveles de plasma NO en pacientes de FMF inactivos fueron significativamente incrementados durante los periodos libres de ataques levels que siguieron el tratamiento con Immuno-Guard. La preparación tiene un efecto normalizador, tanto en los niveles de NO como en los de IL-6, en los pacientes de FMF durante los ataques, demostrando una relación entre el efecto beneficioso de Immuno-Guard reduciendo la severidad de los ataques inflamatorios en lso pacientes de FMF y el incremento en los niveles de NO en la sangre.

Enlace al artículo


Intervenciones para reducir la inflamación en la Fiebre Mediterránea Familiar

Título original: Interventions for reducing inflammation in familial Mediterranean fever

Autores: Wu Bin,  Xu Ting, Li Youping, Yin Xi
Fuente: Cochrane Database of Systematic Reviews. Numero 3
Año: 2015

Resumen: La Fiebre Mediterránea Familiar, un síndrome autoinflamatorio hereditario, afecta principalmente a grupos étnicos viviendo en la región mediterránea. Estudios recientes han descrito a la colchicina, como un medicamento potencial para prevenir ataques de Fiebre Mediterránea Familiar. Para las personas que son resistentes o intolerantes a la colchicina, medicamentos como rilonacept, anakinra, etanercept, infliximab, talidomida e interferon-alfa, podrían ser beneficiosos.

Objetivos: Evaluar la eficacia de intervenciones para reducir la inflamación en personas con Fiebre Mediterránea Familiar.

 
Métodos de búsqueda: Nosotros solíamos utilizar estrategias detalladas de búsqueda para las siguientes bases de datos: CENTRAL; MEDLINE; Embase; Chinese Biomedical LiteraturDatabase (CBM), China National K nowledge Infrastructure Database (CNKI); Wan Fang; y VIP. Además, nosotros también buscábamos los registros de los ensayos clínicos incluyendo ClinicalTrials.gov, the International Standard Randomized Controlled Trial Number Register, thWHO International Clinical Trials Registry Platform y The Chinese Clinical Trial Registry, además de las referencias listadas en relevantes trabajos.
 
Fecha de la última búsqueda: 21 May 2014.
 
Criterios de selección: Estudios controlados, al azar, de personas con diagnóstico de Fiebre Mediterránea Familiar, comparando intervenciones activas (incluyendo colchicina, anakinra, rilonacept, etanercept, infliximab, talidomida, interferon-alfa, ImmunoGuard™ (un suplemento herbal dietético) y medicamentos anti inflamatorios no esteróideos) con placebo o no tratamiento, o comparando medicamentos activos entre ellos.
 
Recogida de datos y análisis: Los autores, independientemente, seleccionaron estudios, extrajeron datos y evaluaron el riesgo de sesgo. Nosotros agrupamos los datos para presentar la relación de riesgo o  diferencia media con los intervalos de confianza del 95%. Evaluamos, sobre todo, la calidad de las evidencias de acuerdo con  el enfoque GRADE.

Resultados principales: Se incluyeron cuatro estudios aleatorios controlados con placebo con un total de 75 participantes (de edades comprendidas entre tres y 53 años); tres eran de cruce y uno de diseño paralelo. Dos estudios utilizaron la intervención activa de la colchicina oral (0,6 mg tres veces al día o 0,5 mg dos veces al día), un estudio utilizaron Inmunoguard oral? y el cuarto rilonacept utilizado como una inyección subcutánea. La duración de cada rama del estudio varió de uno a tres meses. Los dos estudios más recientes fueron bien diseñados, en general, a excepción de un riesgo claro de sesgo de detección en uno de ellos. Sin embargo, existe cierta insuficiencia en los otros dos estudios anteriores, donde cada uno tenía un riesgo claro de sesgo de selección, un alto riesgo de sesgo de deserción, un riesgo claro de sesgo de información y un alto riesgo de otros sesgos potenciales (no se describieron características basales tales como estado de la mutación y gravedad de la enfermedad); uno de estos estudios, además, tenían un riesgo claro de la detección del sesgo. Nosotros tuvimos como objetivo informar sobre el número de participantes que experimentaron un ataque, el momento de los ataques, las reacciones adversas a los medicamentos y la respuesta de una serie de marcadores bioquímicos de la fase aguda de una ataque, pero los datos no estaban disponibles para todos los resultados a través de todas las comparaciones. Basados en un estudio (15 participantes), hubo una reducción significativa en el número de personas que sufren ataques en tres meses cuando la colchicina se administró a una dosis de 0,6 mg tres veces al día (14% frente a 100%), proporción de riesgo 0,21 (95% intervalo de confianza 0,05 a 0,95); sin embargo, la calidad de la evidencia GRADE fue baja. Sobre la base de dos estudios, no hubo una reducción significativa en el número de participantes que experimentaron ataques en dos meses cuando la colchicina se administró en una dosis de 0,5 mg dos veces al día (22 participantes) en personas con fiebre mediterránea familiar, o por tres meses cuando rilonacept se utilizó en los individuos que eran resistentes a la colchicina o la colchicina intolerantes (14 participantes). En el Inmunoguard? estudio (24 participantes) indicadores de respuesta de fase aguda (incluyendo velocidad de sedimentación globular, recuento de glóbulos blancos y la proteína C reactiva) se no se reduce después de las conclusiones de un mes de tratamiento.

Conclusiones: No hubo estudios controlados aleatorios que evaluaron intervenciones limitadas para las personas con Fiebre Mediterránea Familiar. Sobre la base de la evidencia, la colchicina parece reducir el número de personas que sufren ataques; sin embargo, sólo unos pocos estudios de baja calidad controlados aleatorios aportaron datos para el análisis. Estudios controlados aleatorios adicionales que examinan las intervenciones activas, no sólo colchicina, son necesarios antes de que se pueda extraer una conclusión completa sobre la eficacia y seguridad de las intervenciones para reducir la inflamación en la fiebre mediterránea familiar.

Enlace al abstract

Enlace al abstract en pdf


 

Double-blind, placebo-controlled, randomized, pilot clinical trial of ImmunoGuard[R]–a standardized fixed combination of Andrographis paniculata Nees, with Eleutherococcus senticosus Maxim, Schizandra chinensis Bail. and Glycyrrhiza glabra L. extracts in patients with Familial Mediterranean Fever

The Free Library. S.v. Double-blind, placebo-controlled, randomized, pilot clinical trial of ImmunoGuard[R]–a standardized fixed combination of Andrographis paniculata Nees, with Eleutherococcus senticosus Maxim, Schizandra chinensis Bail. and Glycyrrhiza glabra L. extracts in patients with Familial Mediterranean Fever..” Retrieved Nov 03 2015

Enlace al artículo

FMF España
info@fmfspain.com
Sin Commentarios

Publicar Un Comentario